Loading...

Información, datos y testimonios de calidad formativa para tu crecimiento

Da tu primer paso hacia nuevos conocimientos. Cursos 100% online para profesionales de la salud.

ACTUALIDAD

Abordaje de la obesidad basado en fenotipos promueve mejores resultados

Un reciente estudio propone que el tratamiento clínico de la enfermedad se realice de acuerdo con el fenotipo de obesidad de cada paciente. Esta consideración permitiría la obtención de mejores resultados vinculados con la pérdida de peso en el mediano plazo.

Los aspectos más relevantes del artículo

  • La investigación antes mencionada identificó 4 fenotipos de obesidad.
  • Cerebro hambriento: a pesar de comer, la persona no siente saciedad, por lo que continúa comiendo.
  • Hambre emocional: se come para poder apaciguar sentimientos indeseados, como por ejemplo la angustia o el estrés. 
  • Intestino hambriento: hay saciedad inmediata luego de comer, pero al poco tiempo se tiene nuevamente hambre. Esto se debe a que el intestino no se comunica con el cerebro para indicarle que se siente satisfecho como para digerir lo ingerido.
  • Combustión lenta: disminución de la tasa metabólica, por lo que se queman menos calorías.
  • El enfoque guiado por el fenotipo se asoció con una pérdida de peso 1,75 veces mayor.

En la actualidad, poco se sabe sobre los predictores de respuesta a las intervenciones clínicas para el tratamiento de la obesidad. Los pacientes presentan diferentes respuestas a tratamientos como dietas, medicamentos y cirugía gástrica. Por eso, un reciente estudio publicado en la revista Obesity señala que el abordaje clínico de la enfermedad se realice de acuerdo con el fenotipo de cada paciente. Esta consideración, según la pesquisa, permite la obtención de mejores resultados vinculados con la pérdida de peso en el mediano plazo.

Generalmente, los medicamentos contra la obesidad (OMA por sus siglas en inglés) se seleccionan en función de la preferencia del médico/paciente, las interacciones entre medicamentos, las comorbilidades, el riesgo de posibles eventos adversos o la cobertura del seguro. Pero la investigación La selección de medicamentos contra la obesidad basada en fenotipos mejora la pérdida de peso: un ensayo pragmático en una clínica de obesidad propone que se tengan en cuenta los fenotipos de obesidad de cada paciente, para, de esta manera, llevar adelante un tratamiento más personalizado.

Las clasificaciones actuales de obesidad basadas en el índice de masa corporal (IMC), la circunferencia de la cintura, la obesidad metabólicamente anormal o el sistema de estadificación de la obesidad identifican la enfermedad cardiometabólica y el riesgo de mortalidad. Sin embargo, no abordan la heterogeneidad fisiopatológica o etiológica de la obesidad.

Fenotipos de la obesidad

La obesidad es una enfermedad crónica y multifactorial, cuya prevalencia sigue aumentando en todo el mundo. El Panorama regional de la seguridad alimentaria y nutricional 2021 advirtió que, en América Latina, 106 millones de personas (uno de cada cuatro adultos) padecen obesidad.

Entre los años 2000 y 2016 hubo aumentos significativos en la prevalencia de esta patología. Específicamente, existió un incremento de 9,5% en el Caribe; 8,2%, en Mesoamérica; y 7,2, en América del Sur.

La investigación antes mencionada identificó 4 fenotipos de obesidad en 382 de los 450 participantes:

  • Cerebro hambriento (saciedad anormal): a pesar de comer, la persona no siente saciedad, por lo que continúa comiendo.
  • Hambre emocional (alimentación hedónica): se come para poder apaciguar sentimientos indeseados, como por ejemplo la angustia o el estrés.
  • Intestino hambriento (saciedad anormal): hay saciedad inmediata luego de comer, pero al poco tiempo se tiene nuevamente hambre. Esto se debe a que el intestino no se comunica con el cerebro para indicarle que se siente satisfecho como para digerir lo ingerido.
  • Combustión lenta (tasa metabólica disminuida): disminución de la tasa metabólica, por lo que se queman menos calorías.

Resultados

En el 15% de los participantes, no se identificó ninguno de estos fenotipos. Mientras que en el 27% se identificaron dos o más.

El enfoque guiado por el fenotipo se asoció con una pérdida de peso 1,75 veces mayor después de los 12 meses y con una pérdida de peso media del 15,9 % en comparación con la media del 9 % en el grupo no guiado por el fenotipo.

Asimismo, la proporción de pacientes que perdió más del 10% a los 12 meses fue del 79% en el grupo guiado por fenotipo, mientras que en el grupo no guiado por el fenotipo el porcentaje que alcanzó esa pérdida de peso fue del 34%.

Variables para la clasificación del fenotipo de obesidad

En 450 participantes con obesidad, se midió la composición corporal, el gasto energético en reposo, las dos aristas vinculadas con la saciedad (las calorías necesarias para alcanzar la saciedad y la duración de la saciedad), la conducta alimentaria, el afecto y la actividad física. Estas variables se utilizaron para clasificar los fenotipos de obesidad de los mencionados participantes.

Todos los participantes completaron las siguientes pruebas validadas:

  • La conducta alimentaria homeostática se dividió en tres etapas: hambre, saciedad y saciedad. El hambre fue definida como el deseo de comer, estudiada mediante una escala análoga visual para el hambre y el deseo de comer (escala de 100 mm) al inicio del estudio, antes del desayuno y el almuerzo. Por su parte, la saciedad fue definida como las calorías consumidas para alcanzar la saciedad y terminar la comida, estudiada por comida buffet ad libitum (kilocalorías consumidas para alcanzar la saciedad máxima). También, la saciedad fue definida como la duración de la saciedad o el regreso del hambre, estudiada mediante una escala analógica visual para el apetito (escala de 100 mm) al inicio y cada 15 minutos, durante 2 horas después de una comida estándar de 320 kcal.
  • La conducta alimentaria hedónica se evaluó mediante el Hospital Anxiety and Depression Score (HADS) y el Three Factor Eating Questionnaire (TFEQ-21). Existe una correlación significativa entre el HADS y el dominio de alimentación emocional del TFEQ-21. La alimentación emocional se evaluó mediante cuestionarios conductuales validados adicionales.
  • El gasto de energía se estudió mediante una REE (calorimetría indirecta), actividad física informada sin ejercicio y ejercicio informado. La composición corporal se midió mediante una absorciometría de rayos X de energía dual. 

Características de la investigación

De los 450 participantes, se consideró a 312 para un seguimiento realizado en un centro de control de peso. Estas personas obtuvieron citas para recibir un control de peso médico estándar ( n  = 228) o un control de peso guiado por fenotipo ( n  = 84) con medicamentos antiobesidad: fentermina, fentermina/topiramato, bupropión/naltrexona, lorcaserina y liraglutida.

Se analizó la pérdida de peso en ambos grupos a los 12 meses de iniciado el tratamiento.

Cabe destacar que los participantes no se asignaron al azar al tipo de tratamiento y que algunos de los médicos tratantes eran investigadores del estudio. Por otra parte, la muestra de participantes era pequeña y no diversa. Por lo tanto, los investigadores señalan que los hallazgos de esta investigación deben validarse en un ensayo aleatorizado controlado con placebo, como lo marca el diseño de estudio estándar de oro.

 

 

 

 

¡ALCANZÁ TU MÁXIMO POTENCIAL!

Te recomendamos estos cursos

Medicina familiar Obstetricia

600 horas
Formación integral en obstetricia

Medicina familiar Medicina general

400 horas
Curso superior en medicina interna. MKSAP 18
SEGUÍ ESPECIALIZANDOTE
Contenido exclusivo incluido en nuestros planes de estudio para enfermeros
Conocé mas sobre todo lo que incluyen nuestras membresias QUIERO SABER MÁS
Fuente/s:

Obesity Journal Clarín OPS

COMENTARIOS

0 0 Votos
Calificación
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios